Neobancos, el futuro del sector financiero.

Los neobancos son la nueva tendencia en banca que dará de qué hablar durante los próximos dos años. Esta nueva línea forzará al sector bancario a acelerar su oferta y adaptarla a una nueva demanda, sin oficinas, sin fricciones y en un entorno 100% digital.

“No son bancos según lo que entendemos hasta la fecha: son digitales, pero no son fintech, pues disponen de licencias para operar, son excelentes para interactuar con el cliente y en su experiencia con él, son ágiles y disponen de recursos”, afirmó Oriol Ros, director de marketing de Latinia sobre su percepción respecto al innovador sistema bancario.

Ros también comentó que el principal reto de los neobancos es lograr alcanzar la sostenibilidad, debido a que el mercado todavía no está muy relacionado con la transformación digital por la que el sector bancario está transitando.  Por lo cual conectar a los clientes con la banca del futuro es el primer punto a lograr.

Existe una gran posibilidad que la implementación de este nuevo modelo bancario sea a través de la banca tradicional, es decir, los bancos ya establecidos van a entablar relaciones con el mundo digital, para así poder ofrecerle servicios a una nueva generación de clientes que no tienen como prioridad ir a la oficina de su entidad bancaria.

Además, también están incursionando en campos donde la banca tradicional no llega por motivos de reglamentos internos. Por ejemplo, suelen apoyarse en las fintech, una modalidad empresarial que adopta de manera muy natural estos nuevos módulos bancarios.

Otras características de los neobancos son:

  1. 100% digitales, ágiles y pocos costos de infraestructura 
  2. Dominan la CX (Customer Experience)
  3. Canal de distribución perfecto para el banco tradicional
  4. Capitales para entender el proceso de transformación digital de la industria financiera.

“Cumplen, hasta cierto punto, una función social, son el eslabón necesario para cambiar de ciclo, y la historia así les recordará. Mientras los bancos tradicionales han sido empujados al camino de lo digital por presión competitiva, para los neobancos es algo natural, una opción de origen.” terminó afirmando Ros.

 

Fuente: Revista IT NOW.